¿Cuándo comienza a ver un recién nacido?

¿Cuándo comienza a ver un recién nacido?

Siempre miras a tu pequeño a los ojos, pero ¿no sabes si él puede verte? Realmente parece que él también te esté mirando … ¿Pero cuando un bebé realmente comienza a ver? El feto comienza a desarrollar ojos durante los primeros ocho meses de gestación. Ya a los siete meses, el sentido de la vista puede considerarse «activo», incluso si los ojos están protegidos por los párpados. La apertura de los ojos ocurre precisamente durante la vigésimo octava semana: en esta fase, el pequeño podrá distinguir la luz de la oscuridad. Sin embargo, es sólamente después del nacimiento que la visión comienza a desarrollarse en todos los aspectos. La distancia, la profundidad, los movimientos y los colores son elementos que emergen a la mirada del bebé durante las primeras etapas del crecimiento neonatal.

Después del nacimiento: el recién nacido comienza a ver

Desde su llegada al mundo hasta los 6 meses de vida, es cuando un bebé comienza a ver: Al momento del nacimiento, el bebé no puede ver mucho, debido al hinchazón ocular causado por la presión del parto.  En cualquier caso, el hinchazón comenzará a reabsorberse automáticamente después de unas horas. Es en estos primeros momentos que el niño comenzará a observar los ojos o la boca de la madre, que despertarán su atención porque en constante movimiento. De todas formas, no podrá concentrarse por mucho tiempo en lo que ve.

Durante las primeras semanas después del nacimiento, la vista está allí, pero muy poco definida. El pequeño no puede enfocar objetos que están a más de 20 centímetros de distancia. En esta etapa, sin embargo, claramente tendrá la visión de la luz y la oscuridad, ¡se dará cuenta cuando apagues la luz!

A las nueve semanas de edad, la visión comienza a desarrollarse más. Su hijo tendrá la capacidad de fusionar las dos imágenes que provienen de los ojos en una sola visión. La vista binocular lo ayudará a distinguir y enfocarse mucho mejor en lo que está viendo.

A los cuatro meses, el bebé comienza a ver formas y colores con claridad, los percibirá por completo.

A los seis meses de edad, la visión continúa mejorando, incluida la distinción de profundidad. Los objetos más lejanos se vuelven claros y todo lo que está en movimiento capturará la atención de su hijo hacia el entorno más cercano.

La importancia de la vista en los recién nacidos

Cuando un recién nacido empieza a ver, comienza a querer descubrir el mundo. Para él, la vista será una herramienta para aprender y un estímulo para desarrollar su interés en lo que lo rodea. Comienza a querer agarrar objetos y todo lo que está en movimiento. Para ayudar su vista, es importante poderle regalar a su pequeño un móvil giratorio. ¡El movimiento continuo despertará su atención y comenzará a concentrarse mejor en los objetos, ya en los primeros meses de vida!

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *